Cirugia para recupera la figura tras el embarazo

Según  el cirujano plástico de SalvadorEstetica el procedimiento conocido en Estados Unidos y en el mundo Anglosajón como Mommy Makeover,  es un término que se ha popularizado en los últimos 10 años a raíz de que varias celebridades (actrices, cantantes y modelos famosas), lucían figuras espléndidas casi inmediatamente después de dar a luz. Con este término se engloban una serie de procedimientos quirúrgicos, diseñados para devolver a una mujer su figura corporal previa al embarazo. Por lo general, suele ser una combinación de operaciones de cirugía de senos y cirugías del contorno corporal.

De acuerdo con los cirujanos consultados de la Sociedad de Cirugia Estética de Valencia, Alicante y Castellón (scprecv.org) y de la SECPRE, “no hay soluciones rápidas cuando se trata de un cambio de imagen post embarazo”. Dado que cada procedimiento es hecho a medida para satisfacer las necesidades individuales de la paciente,  “un Mommy Makeover, es en realidad, término de marketing inteligente, que tradicionalmente se refiere a la cirugía estética combinada de los senos con la cirugía abdominal en una mujer que ha tenido hijos y desea recuperar su figura antes del embarazo”. Sin embargo, este término de marketing no empaña o disminuye la eficacia de la combinación particular de los procedimientos empleados durante un cambio de imagen post embarazo. De hecho, para algunas mujeres, el tratamiento integral con varias cirugías, puede ser la única manera de lograr plenamente sus objetivos estéticos.

El cambio de imagen que necesita cada mujer tras haber sido madre es diferente y por ello el procedimiento quirúrgico bajo de nombre de Mommy Makeover, se engloban una serie de intervenciones que se adaptan a las necesidades de cada mujer. No hay cirugías que tengan que hacerse necesariamente, sino que cada mujer querrá recuperar una determinada o varias partes de su anatomía, y en función de sus necesidades, se identifican las cirugías y tratamientos necesarios para conseguir el aspecto deseado por la paciente. Es definitivamente, un plan de atención individualizado.

Los procedimientos que tradicionalmente se asocian con un cambio de imagen de la mujer para recuperar la figura previa al embarazo incluyen: el aumento de senos, liposucción y la abdominoplastia.

* El aumento de senos: restaura la plenitud en la parte superior de la mama. Después del embarazo y la lactancia, los pechos de una mujer pueden tener un aspecto desinflado y carecen de su forma original. Una elevación sencilla puede levantar y remodelar la mama, un implante mamario puede dar plenitud e incluso puede realizarse una cirugía de reducción de pechos. El aumento de senos y la cirugía de levantamiento de senos o mastopexia son procedimientos básicos comunes del Mommy Makeover, pero los cirujanos advierten a las posibles pacientes, que los futuros embarazos o la lactancia materna después de un procedimiento pueden comprometer de manera significativa los resultados. Mientras que normalmente no hay peligro físico si las mujeres quedan embarazadas después de la cirugía para recuperar la figura tras el embarazo, se observa que los futuros embarazos y la lactancia pueden alterar el volumen de los tejidos de la mama natural y en última instancia, cambiar la apariencia de tus pechos.

* La liposucción: con la liposucción, se eliminan los acumulos de grasa en las zonas deseadas. Con la liposucción también podemos moldear el abdomen, reducir las alforjas o michelines en los muslos y restaurar las curvas.

* Abdominoplastia: es un componente esencial de la mayoría de los procedimientos de Mommy Makeover. Los embarazos suelen dar lugar a una condición conocida como “diástasis del recto,” que no se puede corregir con cualquier cantidad de dieta y ejercicio. Los músculos del abdomen en la línea media del recto se estiran y se separan uno del otro, especialmente en el caso de embarazos múltiples o gemelos, Una abdominoplastia permite no sólo la eliminación de depósitos de grasa persistentes y del exceso de piel, sino también proporciona un endurecimiento de la musculatura abdominal subyacente, dando lugar a una musculatura más plana y tonificada.

Un buen candidato para el Mommy Makeover o cirugía estética postparto, es una mujer de buena salud,  que ha finalizado el embarazo y la lactancia materna. Aquellas mujeres que están planeando tener más hijos en el futuro, es mejor que se esperen, ya que con el siguiente embarazo sus cuerpos volverán a sufrir los cambios corporales que un embarazo conlleva.  El buen cirujano plástico hace hincapié en la importancia de la preparación mental antes del procedimiento, de forma que aconsejará planificar las cirugías cuando las pacientes tienen “la estabilidad en sus vidas personales y profesionales … no en un momento de confusión personal o un cambio importante, como un divorcio o separación, o un problema médico significativo.” Sabiendo que un cambio de imagen de la mama puede implicar emociones complejas,es importante examinar cuidadosamente lo que cada mujer puede esperar de la cirugía durante el proceso de consulta,  para ayudar a asegurar tanto el bienestar físico como mental de los pacientes.

Dependiendo de las cirugías individualizadas y si estas engloban las cirugías de pecho, de abdomen, o ambas, el tiempo de recuperación puede variar. Algunas mujeres van a casa el mismo día, algunos requieren una estancia de una noche. La recuperación toma generalmente entre una y cuatro semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*