tratamientos faciales no quiúrgicos

Con la gama de tecnologías y procedimientos disponibles en la actualidad, las personas no quieren, o más importante aún, no tienen por qué pasar por el quirófano. Si el objetivo es rejuvenecer la piel, se puede utilizar una combinación de procedimientos no quirúrgicos para lograr un aspecto natural a tu cara incluso aun teniendo sesenta años.

“La mayoría de la gente, especialmente aquellos que tienen entre 40 y 60 años verán una mejora casi mágica con un cuidado especial a su cutis y el uso apropiado de los relajantes musculares, rayos láser, etc. ”, dice el Dr. Moltó.

Uno de los principales atractivos de los procedimientos de estiramiento de la piel no quirúrgicos es que son rápidos de realizar y tienen muy poco tiempo de inactividad. Y, por supuesto, a todo el mundo le encanta tener un aspecto natural y bien cuidado.

tratamientos faciales no quiúrgicos

Tratamientos faciales no quiúrgicos

Lo que necesitas saber antes de realizarte una cirugía estética

El Dr. Moltó sugiere que la clave está en prestar atención a lo que ha cambiado su aspecto en los últimos años.

Por ejemplo, hazte una serie de preguntas:

  • ¿Tienes papada?
  • ¿Tienes las mejillas como caídas alrededor de tu boca?
  • ¿Tienes manchas en la piel pigmentada y con manchas de la edad?
  • ¿Tiene las líneas de expresión o de vacío bajo los ojos?
  • ¿Tiene surcos profundos que crean un ceño fruncido alrededor de la boca?

“Estos cambios pueden ser tratados fácilmente con métodos no quirúrgicos,” dice el Dr. Moltó. Una vez que determines tus objetivos, puedes discutir con tu médico para decidir qué procedimientos te convienen más.

Los 6 tratamientos faciales no quirúrgicos

  1. Botox

Botox, es el tratamiento no quirúrgico más comúnmente utilizado con más de 4 millones de procedimientos realizados en los EE.UU. en 2016. El Dr. Moltó explica, “El Botox es un neuro-modulador que se inyecta en el músculo, lo que hace que se relaje temporalmente. El músculo relajado ya no puede contraerse y, por tanto, no puede crear una arruga “.

Las inyecciones de Botox efectivamente tratan líneas finas y arrugas del entrecejo, arrugas de la frente, patas de gallo alrededor de los ojos y otras arrugas en la región de la cara superior. Y “si tienes la piel floja, la creación de bandas en el cuello, a veces el Botox también es la respuesta”, comenta el doctor.

Los resultados de Botox se pueden ver entre tres y siete días y duran de tres a cuatro meses. Para las arrugas más profundas, se suelen hacer varios tratamientos para lograr el resultado deseado.

No hay efectos secundarios graves, siendo la más común la debilidad muscular temporal, junto con el enrojecimiento, irritación e hinchazón en el sitio de la inyección.

  1. Rellenos dérmicos

“La caída de las mejillas son comúnmente causadas ​​por la pérdida de volumen facial creando flacidez de la piel,” dice el Dr. Moltó. “Podemos restaurar el volumen, sin cirugía en tan sólo unos minutos y te verás como si te hubieras realizado una cirugía estética”

De acuerdo con la Sociedad Española de Cirujanos Plásticos, se pueden utilizar una variedad de rellenos inyectables:

  • Los rellenos a base de ácido hialurónico (Restylane, Juvederm, Prevelle seda, Hydrelle, Belotero, Ultra Plus, Voluma, Perlane)
  • Rellenos de colágeno-base (Cosmoplast, Cosmoderm, Evolence)
  • Rellenos Semi-Permanente (Sculptra, Radiesse)
  • Los rellenos permanentes (ArteFill)

El ácido hialurónico es el relleno más utilizado, siendo la segunda opción no quirúrgica más popular con 2,148,326 procedimientos realizados en los Estados Unidos en 2016.

Los rellenos dérmicos se utilizan para rellenar líneas y espacios y para aumentar el volumen. Son más comúnmente utilizados para las partes bajas de la cara – las mejillas, las líneas o pliegues que se extienden desde la nariz a la boca, las líneas que se extienden desde los lados de la boca hasta la barbilla, cicatrices, o cualquier otra zona hundida de la cara. Cuando es necesario, también se pueden usar incluso en los ojos.

Los rellenos proporcionan un resultado inmediato con poco o ningún tiempo de inactividad. Sin embargo, el Dr. Moltó informa que los resultados son temporales para todos los rellenos dérmicos artificiales y deben ser mantenidos cada seis a nueve meses.

La mayoría de las personas experimentan efectos secundarios pequeños, aunque algunos pueden ser sensibles a las reacciones alérgicas del tratamiento.

Collage 2 def.

  1. Transferencia de grasa

Una alternativa a los rellenos dérmicos es la transferencia de grasa. La grasa puede ser injertada de otras áreas del cuerpo, a continuación, vuelve a inyectar en la cara para hacer frente a la pérdida de volumen. La transferencia de grasa se puede utilizar para tratar líneas de expresión, patas de gallo, labios, cicatrices de acné, depresiones cutáneas, mejillas cóncavas, y cualquier otra zona hundida del rostro.

El Dr. Moltó comenta que una de las mayores ventajas de la transferencia de grasa es que se produce un aspecto muy natural y con resultados a largo plazo, que dura para siempre después de haber sido inyectada.

Y dado que está utilizando su propia grasa, el cuerpo lo acepta más fácilmente, reduciendo la posibilidad de reacciones alérgicas o rechazos.

  1. La luz pulsada intensa (IPL), ultrasonido y tratamientos de láser

“La corrección de la pigmentación, líneas finas, manchas y enrojecimiento se realiza con la combinación correcta de productos para el cuidado de la piel y la poderosa tecnología de luz tales como IPL y el láser”, dice el Dr. Moltó.

Estos tratamientos “ofrecen resultados muy sutiles, y comparado con otras muchas opciones “estos son los tratamientos más rentables con menos tiempo de inactividad”, añade el doctor.

  1. Kybella

“Si sientes una flacidez pesada del cuello, pero con una buena piel, entonces puedes ser capaz de corregir la línea de la mandíbula sin cirugía mediante la inyección de un medicamento nuevo llamado Kybella”. Con Kybella, necesitarás de dos a cuatro tratamientos durante un período de tres a cuatro meses para obtener los resultados que estás buscando. A pesar de que es un procedimiento rápido, prepararse para esta experiencia es un poco incómodo ya que sentirás escozor en la zona durante un corto periodo de tiempo y las inyecciones pueden causar hinchazón y sensibilidad en la zona por un período de aproximadamente dos semanas.

  1. Láser

Si las opciones no quirúrgicas anteriores no responden plenamente a tus problemas, el Dr. Moltó sugiere un levantamiento de láser mínimamente invasivo.

“Procedimientos de levantamiento de láser se utilizan por vía subdérmica que se encuentra debajo de la piel para crear una lesión controlada en la que se derrite la grasa y se tensa la piel, son ideales para la parte de la cara inferior y el cuello, y ofrecen resultados al instante”.

El levantamiento de láser se hace con incisiones muy pequeñas debajo de la barbilla y detrás de las orejas. Se utiliza un láser fino y se enhebra bajo la piel para eliminar la grasa y apretar la zona. Pueden funcionar bien en combinación con algunas de las técnicas de rejuvenecimiento señaladas anteriormente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*