El deseo de aumentar el tamaño de los senos por razones estéticas es el principal motivo que lleva a las pacientes a solicitar la intervención, aunque existen otras razones: amastia, o falta de desarrollo del pecho; atrófia, o involución normalmente relacionada con ptosis o caída del pecho; pérdida de tejido mamario postcirugía, quemaduras, traumatismo…

Los trastornos psíquicos y las alteraciones emocionales que conlleva la falta o alteración de uno o de los dos pechos es otra de las indicaciones para la mamoplastia de aumento. También están indicadas en las deformidades del tórax y en la reimplantación por insatisfacción de implantes anteriores.
Aumento de pechoPrótesis de silicona para aumento de senos

El aumento de pecho suele hacerse mediante el implante de protesis mamarias.

Para aumentar el pecho, se suele utilizar distintos tipos de implantes que, normalmente tienen formas diferentes. Hay algunos que tienen forma redonda, y otros que son con forma de lágrima.

El aumento mamario puede realizarse por vía trans-axilar (axila), inframamaria (en el pliegue debajo de la mama), o periareolar (en el margen de la areola, el círculo alrededor del pezón). Esta intervención se lleva a cabo con anestesia general. Los anestesistas de nuestro equipo son médicos especialistas con gran experiencia en anestesia específicamente para cirugía plástica. Asimismo, los hospitales en los que proveemos nuestros servicios cuentan con tecnología de anestesia moderna

La incisión para introducir el implante de silicona suele hacerse a nivel del surco submamario, alrededor de la areola o bien en la axila.

Recuperación de la operación de aumento de pecho

El tiempo de recuperación hasta que el paciente se encuentra completamente cómodo es de entre aproximadamente 1 semana a 10 días. Es recomendable que no se realicen actividades atléticas hasta después de aproximadamente 3 semanas después de la operación, inicialmente con un atuendo que provea un soporte adecuado.