lipòfilling de pecho: aumento de pecho con grasa

El aumento de pecho con grasa se ha convertido en un procedimiento estético muy popular entre las mujeres, y hay muchas opciones disponibles para conseguir los resultados deseados.

Una de las técnicas más recientes que están teniendo gran aceptación enrte las mujeres que no desean prótesis mamarias, es el lipofilling de pecho o aumento mamario con grasa, practicado por cirujanos especialistas como el Dr. Terrén (clinicadrterren.com) que ofrece un aspecto y una sensación naturales en comparación con los implantes tradicionales.

Este procedimiento consiste en liposuccionar grasa del propio cuerpo de la paciente para aumentar el tamaño de sus pechos, al tiempo que se remodela su figura.

En este artículo, exploraremos las ventajas, el procedimiento y la recuperación del aumento mamario con grasa, además de determinar quién es una buena candidata para este tipo de cirugía.

Antes de la cirugía

Evaluar si eres una paciente adecuada para el aumento mamario con grasa es un elemento clave del proceso. Este procedimiento no es adecuado para todo el mundo, y hay ciertos factores que deben tenerse en cuenta antes de dar el paso.

El primer paso es concertar una visita con un cirujano plástico acreditado para tu lipofilling con el Dr. Antolín o el Dr. Julio Terrén, consumados especialistas en el lipofilling mamario.

Además, el cirujano plástico examinará tu tipo de cuerpo, el tamaño de tus mamas y tu salud general para comprobar si puedes conseguir unos resultados óptimos.

En la consulta, el médico evaluará tus antecedentes médicos, los medicamentos que tomas actualmente y cualquier afección médica existente que pudiera influir en tu idoneidad.

Las candidatas óptimas para el aumento mamario con transferencia de grasa deben estar en buenas condiciones físicas y psicológicas, tener suficiente grasa sobrante de la que extraerla y tener expectativas razonables sobre el resultado final.

Los pacientes deben poseer suficiente exceso de grasa en las zonas lipodistróficas que se utilizarán para la transferencia, y deben tener expectativas realistas respecto al procedimiento.

Las personas que buscan un aumento drástico del tamaño de los senos pueden no ser la mejor opción para la transferencia de grasa, ya que es más adecuada para cambios moderados.

También es importante señalar que el éxito de la intervención depende de la capacidad de la paciente para seguir las instrucciones postoperatorias.

Los pacientes que se comprometen a llevar un estilo de vida saludable y siguen las instrucciones postoperatorias del cirujano suelen experimentar los resultados más positivos.

Es importante tener en cuenta que no toda la grasa trasplantada sobrevivirá, y pueden ser necesarios tratamientos adicionales para lograr el resultado deseado.

En general, la transferencia de grasa es una alternativa segura y eficaz a la cirugía tradicional de implantes mamarios para las pacientes cualificadas.

¿Qué es el aumento de pecho con grasa?

El aumento de mamas y mejora del contorno corporal mediante el empleo de la liposucción, es una técnica estética única que permite a las mujeres aumentar el tamaño de su busto al tiempo que remodelan su figura.

El proceso incluye eliminar la grasa sobrante de partes del cuerpo donde no se desea, como las piernas, las caderas o el abdomen, e inyectarla en los senos.

Esto puede generar un aumento del tamaño de los senos de aspecto natural, sin necesidad de implantes ni otras operaciones intrusivas.

Una de las principales ventajas del aumento mamario con contorno corporal es que permite un resultado de aspecto más natural que los procedimientos tradicionales de aumento mamario.

Como la grasa se extrae del propio cuerpo de la paciente, es más probable que se combine con el tejido mamario y genere un resultado de aspecto más natural.

Además, el procedimiento puede utilizarse para remodelar la figura, ya que la grasa puede extraerse de zonas en las que no se desea y utilizarse para realzar los senos.

Características del lipofilling de pecho

  • La técnica de aumento mamario con contorno corporal implica la extracción de grasa sobrante mediante liposucción.
  • A continuación, la grasa extraída se purifica y se inyecta en los senos para conseguir el resultado deseado.
  • La operación suele realizarse con anestesia general y puede durar entre 1 y 2 horas.
  • El tiempo de recuperación varía, pero normalmente las pacientes pueden volver al trabajo y a sus actividades habituales en 1 semana.

En definitiva, el aumento de mamas con contorno corporal es una forma segura y fiable de conseguir un aumento del tamaño del pecho de aspecto más natural y mejorar el aspecto general del físico.

¿Qué es la transferencia de grasa?

El injerto de grasa autóloga, también conocido como transferencia de grasa, es un tratamiento estético que consiste en tomar grasa de una zona del cuerpo e inyectarla en otra.

En el caso del aumento mamario, esta grasa se extrae de regiones lipodistróficas, como los muslos o el abdomen, y se utiliza para contornear y aumentar ligeramente los senos, normalmente hasta una talla de copa.

La grasa extraída se purifica y prepara antes de inyectarla en la zona deseada.

En comparación con los implantes mamarios tradicionales, este procedimiento proporciona un aspecto y una sensación más naturales, ya que la grasa es similar al tejido mamario natural.

Ventajas de la transferencia de grasa

Las ventajas de un aumento mamario con transferencia de grasa son múltiples.

El lipofilling de senos no utiliza implantes

La principal ventaja es que la técnica es totalmente orgánica.

A diferencia de los implantes, que pueden desgarrarse, gotear o causar contaminación, este método utiliza la grasa corporal de la paciente para dar forma y añadir tamaño al busto.

Esto significa que los resultados parecen y se sienten mucho más naturales, y no hay peligro de complicaciones o problemas a largo plazo del tipo de contractura capsular, rippling, desplazamiento o rotura de implantes, linfoma anaplásico de células grandes….

Además, como la grasa se extrae de regiones con lipodistrofia, los pacientes pueden mejorar el contorno corporal en zonas donde tienen un exceso de grasa que eliminar.

El lipofilling de pecho es mínimamente invasivo

Otra ventaja de este enfoque es que el procedimiento es mínimamente invasivo.

Los pacientes no necesitan someterse a anestesia general, y el proceso puede completarse de forma ambulatoria.

Esto implica que el tiempo de recuperación es mucho más corto que en las operaciones tradicionales de aumento mamario. La mayoría de las pacientes pueden volver a sus actividades habituales en una semana y estar completamente curadas en tres semanas.

El aumento mamario con transferencia de grasa también permite a las pacientes conseguir un aumento moderado del tamaño del pecho (hasta una talla de copa) sin utilizar implantes.

Esto es beneficioso para quienes desean aumentar sus pechos pero no quieren pasar por los riesgos y dificultades asociados a los implantes.

Además, como la grasa se extrae del propio cuerpo de la paciente, no hay riesgo de rechazo ni de reacción alérgica.

Por último, posiblemente el beneficio más esencial del aumento mamario con transferencia de grasa es el aumento de la moral y la autoestima que experimentan las pacientes tras la intervención.

Muchas mujeres dicen sentirse más cómodas en su propia piel y más seguras de su aspecto. Esta nueva seguridad puede tener un efecto positivo en todos los aspectos de la vida de la paciente, desde las relaciones personales hasta el éxito profesional.

Postoperatorio y recuperación

Aunque la operación puede durar entre 1 y 2 horas, el tiempo de recuperación suele ser de 1 a 3 semanas, dependiendo de la cantidad de grasa transferida y del estado general de salud de la paciente.

Los efectos secundarios pueden incluir molestias, inflamación y decoloración de la zona tratada, que remiten en unos días.

Resultados de  lipotransferencia al pecho

El aumento de las curvas y la mejora de la simetría son algunos de los impresionantes resultados que pueden conseguirse con un aumento mamario por transferencia de grasa.

Normalmente, este procedimiento produce un aumento moderado de aproximadamente una talla de copa, sin riesgo de complicaciones relacionadas con los implantes, como la rotura o la contractura capsular.

La grasa transferida se integra en el tejido mamario, con lo que se consigue una sensación natural similar a la del tejido circundante.

Además de mejorar la estética de los senos, este método también puede utilizarse para remodelar otras zonas del cuerpo. La liposucción se realiza en zonas como el abdomen, las caderas o los muslos para obtener grasa que luego se utiliza para aumentar las mamas.

Esto proporciona el doble resultado de contornear las zonas donantes al tiempo que aumenta el tamaño del busto.

Los resultados de este procedimiento son duraderos, ya que la grasa transferida pasa a formar parte permanente del cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*